La iniciativa lleva por título ‘Carnaval te quiero, limpio-Santa Cruz recicla’ y se realiza en colaboración con el Gobierno de Canarias y Ecoembes

Entre las acciones programadas figuran la instalación de tres ‘islas ecológicas’ y la distribución de vasos reutilizables para favorecer la sostenibilidad

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife promueve la campaña ‘Carnaval te quiero, limpio-Santa Cruz recicla’ con el fin de reducir la generación de residuos en las calles de la ciudad durante el Carnaval. La iniciativa está impulsada por la Fundación Santa Cruz Sostenible y cuenta con la colaboración del Gobierno de Canarias y Ecoembes, que participan en su financiación.

La iniciativa fue presentada por el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez; el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa; el cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga; la concejala de Fiestas, Gladis de León; y la directora de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, Carlota Cruz.

Bermúdez incidió en que el Carnaval de Santa Cruz “tiene una parte que genera mucho trabajo en labores de seguridad y limpieza. Y esta campaña pretende prevenir y actuar para colaborar en un Carnaval más limpio y en el que ahora, a través de esta medida, damos la posibilidad de que se ensucie lo menos posible. Es un proyecto de prevención y acción que demuestra nuestra voluntad de actuar en grandes fiestas, celebraciones y conciertos”.

Correa, por su parte, indicó que “es un propósito ambicioso que llevábamos gestando varios meses y que supone un paso de gigante hacia la sostenibilidad en una gran fiesta como el Carnaval que, del mismo modo, también genera una enorme cantidad de residuos”.

Arteaga no ocultó que el objetivo “es rescatar más residuos para favorecer el reciclaje a través de la instalación de tres islas ecológicas. Santa Cruz subió un 9% en la cantidad que se recoge de los contenedores amarillos en 2017 y este tipo de iniciativas va a propiciar que estos datos se mejoren aún más en el presente año para poder reciclar más que nunca”.

Cruz, por último, resaltó que la campaña “es un proyecto pionero y novedoso. Santa Cruz es líder con su Carnaval y, ahora, también va a serlo en sostenibilidad y concienciación ciudadana durante su fiesta más importante e internacional”.

La campaña sirve, además, como complemento de otras acciones similares emprendidas durante los últimos años con entidades como Ecovidrio, en la línea de concienciar a la población y visitantes sobre la necesidad de hacer uso de los contenedores de residuos distribuidos en el cuadrilátero del Carnaval. Son en la pasada edición de estas fiestas, los servicios municipales recogieron más de 500 toneladas de residuos sin separar.

Para ello se ha creado una marca con el diseño y lema de la campaña, que se verá reforzada con la difusión de pequeños videos informativos sobre estas acciones, protagonizados por el actor y cómico Aarón Gómez. Se trata, en suma, de avanzar en la idea de un Carnaval más limpio y promover hábitos sostenibles también en Carnaval.

Puntos limpios

A esta estrategia, se une también la puesta en marcha de diversas acciones en la calle con el fin de favorecer la gestión y recogida de residuos, especialmente de envases plásticos. De esta forma, se instalarán tres puntos limpios en las zonas que suelen concentrar una mayor afluencia de público. Estas islas ecológicas tendrán forma de kiosco y, en ellos, será posible canjear los envases que se depositen allí por obsequios.

Entre los mismos, figuran vasos reutilizables, con anilla y collar, que permiten portarlos sin tener que llevarlos en la mano o deshacerse de ellos después de haber consumido la bebida que iba en su interior.

Se pretende frenar, con esta acción, la utilización de miles de vasos plásticos que son arrojados al suelo tras haber tenido un solo uso. De esta manera, cada carnavalero podrá colaborar en la reducción de los residuos separándolos en origen a través de su depósito en el contenedor más adecuado. La suma de todos esos esfuerzos permitirá mejorar la sostenibilidad de Santa Cruz durante sus fiestas.

Los puntos limpios estarán situados en la zona Weyler-Orche-Coral; plaza del Príncipe-El Águila; y plazas de Candelaria-España. Todas ellas están consideradas como puntos de gran afluencia y tránsito de personas durante las celebraciones del Carnaval. Cada uno de los puntos estará atendido por dos monitores formados en concienciación medioambiental. El horario de funcionamiento de estas instalaciones será de 22:00 a 4:00 horas el Sábado y Lunes de Carnaval. El Sábado de Piñata será de 11:00 a 3:00 horas, ininterrumpidamente, para aprovechar también los residuos que se generen durante el Carnaval de Día.

La imagen y el lema de la campaña podrá seguirse en los distintos emplazamientos publicitarios con los que cuenta el municipio, mientras que los videos de Aarón Gómez informarán sobre las acciones incidiendo en la solución del problema entre todos y no en el juicio moral de los actos. Estas piezas, además, podrán seguirse en las redes sociales del actor y cómico, especialmente a través del perfil www.facebook.com/AaronGomezOficial/

Los residuos que se recojan en el Carnaval de Santa Cruz serán gestionados a través de Ecoembes (www.ecoembes.com), la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases domésticos en España.

Su labor se centra, principalmente, en gestionar la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks que se depositan en los contenedores amarillos, así como los envases de cartón y papel que van en los contenedores azules. Durante el año 2016, se reciclaron más de 1,3 millones de toneladas de envases ligeros y envases de papel y cartón en todo el territorio nacional alcanzando, además, una tasa de reciclaje del 76%.

Gracias a este porcentaje, se obtuvieron numerosos beneficios ambientales como, por ejemplo, evitar la emisión de 1 millón de toneladas de CO2 a la atmósfera o ahorrar 7 millones de MWh, es decir el equivalente al consumo eléctrico anual de 700.000 hogares. Asimismo, se ahorraron 20,1 millones de metros cúbicos de agua.