CABALGATA Y COSO


La Cabalgata anunciadora de la fiesta abre las puertas del Carnaval. Es una gigantesca serpiente multicolor, compuesta por decenas de miles de máscaras y por decenas de agrupaciones musicales, que recorre durante horas las principales calles de la ciudad para mostrar al público apostado en las aceras la explosión de ingenio que se convierte en júbilo. Carrozas, agrupaciones musicales, espontáneos y grupos familiares de disfraces, de todas las edades, desfilan lentamente por la urbe adelantando lo que se avecina: el trepidante jolgorio que se apoderará de los ciudadanos durante algo más de una semana.

El Coso es el colofón del Carnaval tinerfeño. Es el desfile como apoteosis de la fiesta, en una avalancha de color, de ritmo y de alegría que, durante horas, recorre la vía marítima de la ciudad, con la participación de carrozas, agrupaciones musicales y la Reina del Carnaval y sus damas de honor.

Fotografías realizadas por Jesús D’Sousa