Casa del Carnaval


El proyecto museográfico básico de la Casa del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, contará con 1.052 metros cuadrados y estará equipado completamente para la próxima edición de la fiesta. ‘Serpentinas y Confetis’ es el proyecto ganador del concurso planteado por el Ayuntamiento capitalino para la realización de la obra, que servirá de tarjeta de presentación del Carnaval a los turistas, y lugar de exposición, conservación, aprendizaje y encuentro de las distintas agrupaciones.

Proyecto


La Casa del Carnaval es un proyecto que permite acondicionar el interior de un edificio ya existente en el parque del barranco de Santos, junto al puente Galcerán.“Este centro, que nace con vocación de servicio público, permitirá poner en valor todos los elementos y cualidades que hacen único a nuestro carnaval y se convertirá en un instrumento más para la promoción turística de Santa Cruz”.

José Manuel Bermúdez

Patrimonio del Carnaval


Este edificio acogerá un centro para la documentación y conservación del patrimonio del Carnaval: “Esto significará que tendremos un modo de salvaguardar nuestro legado histórico, artístico y sentimental, en un espacio que permita la recepción, investigación y archivo de material documental y audiovisual”. Se trata de un lugar de aprendizaje activo que permitirá impulsar actividades didácticas. Tendrá un área dedicada a programar talleres y actividades variadas, dirigido tanto a escolares como a adultos, a modo de formación de arte y oficios del Carnaval. La ubicación “no ha sido escogida al azar, dado que formará parte de una ruta museística que partirá desde el Museo de la Naturaleza y el Hombre, pasando por Tenerife Espacio de las Artes (TEA) y terminará en la propia Casa del Carnaval”.

Principales espacios


Este proyecto abarca los ámbitos regional, local, nacional e internacional, dirigidos a cuatro grupos de público objetivo: El turista, la comunidad del carnaval, los especialistas e investigadores, y el público (visitantes y familias). La exposición permanente, ideada como un espacio atractivo, sensorial, confortable y entretenido. Presentará un equipamiento lo suficientemente flexible como para poder acoger colecciones y contenidos de distinta tipología, fondos documentales y recursos multimedia. Será una exposición cambiante, con el traje de la vigente Reina del Carnaval como pieza clave, situado en el hall del edificio, que recibirá a los visitantes y servirá de reclamo desde el exterior. Se presenta con un ámbito de bienvenida que sirve de introducción a la exposición, un espacio sensorial con luces de colores y sonidos del Carnaval. Las serpentinas de colores invaden el espacio central de la sala, en la que resultan ocho módulos independientes. Cada uno contendrá en su interior una pantalla con opción múltiple idiomática y uso de recursos audiovisuales.

Principales espacios


La proyección cambiante de los carteles del Carnaval tapizará una de las paredes de la exposición, creando un mural dinámico y de fácil actualización. Seguirá un videowall con proyecciones sobre el carnaval que conferirá impacto visual y movimiento a la exposición. En este espacio se sitúan los confetis: Asientos de colores y tamaños diferentes. Seguirá un espacio didáctico e interactivo, en el que visitantes y escolares podrán probar disfraces, caretas y pelucas, y tocar los instrumentos musicales, experimentando así el carnaval en primera persona. Seguirá un escaparate con los disfraces y objetos más representativos del carnaval, que podrá actualizarse con frecuencia.  Por su parte, la Sala polivalente será un espacio donde organizar exposiciones temporales, conferencias, presentaciones de libros, charlas o seminarios. Incluso su espacio exterior permitirá programar actividades a través de un escenario desmontable al aire libre, que acogerá actuaciones, conciertos, presentaciones de disfraces…  Contará, asimismo, con un centro de documentación e investigación del patrimonio del Carnaval de Santa Cruz, dirigido a expertos, periodistas, estudiantes e investigadores, que permitirá catalogación de fondos. Se completará con una cafetería y una tienda.

Equipo multidisciplinar


El proyecto ha contado con la colaboración del experto Ramón Guimerá Peña, historiador y uno de los más importantes conocedores del carnaval de Santa Cruz, y ha trabajado en él un equipo multidisciplinar del que forman parte Gabriel Roca (Marketing corporativo y diseño), Ángela González de Vallejo (museóloga y consultora cultural), Juan Jesús Labrador, (diseñador gráfico), John P. Cruz (realización y producción) y Leonor Suárez Engel (arquitecta de interiores).